Limpiar bicicleta con hidrolimpiadora en 5 pasos sencillos

Limpiar la bicicleta es algo que debes hacer regularmente si quieres que se mantenga como nueva por más tiempo, con un aspecto pulcro y que también conserve su valor. En este artículo te explicaremos como limpiar tu bicicleta con hidrolimpiadora, es un método sencillo, rápido y la bici quedará perfecta.

Limpiarla periódicamente alarga la vida de la transmisión de la bicicleta, la parte que más problemas causa debido a que siempre entra en contacto con la tierra, barro y agua. Estos factores acortan mucho la vida de los componentes si no se eliminan adecuadamente ni se lubrican como es debido.

A continuación te explicaremos qué dicen los expertos sobre Limpiar bicicleta con hidrolimpiadora, los beneficios de usar esta máquina, consejos de uso y cómo limpiar la bicicleta usando esta máquina.

¿Qué hidrolimpiadora es mejor para limpiar la bicicleta?

Para limpiar tu bici con una hidrolavadora a presión ya te hemos comentado que necesitas utilizar una presión mínima, por lo que la buena noticia es que puedes optar por una hidrolavadora barata, no necesitarás una hidrolimpiadora con las mejores características en cuanto a presión y caudal.

Buenas opciones si no quieres gastar dinero pueden ser la Karcher K2, que es perfecta para este tipo de labores, las hidrolimpiadoras Michelin también son muy recomendables ya que ofrecen muy buena relación calidad precio, al igual que las Hidrolimpiadoras Cecotec.

¿Qué dicen los expertos? ¿es aconsejable lavar la bici con una hidrolavadora?

Aunque hay comentarios que afirman que limpiar la bicicleta con hidrolimpiadora no es aconsejable, los servicios de mecánica generalmente proporcionan este servicio para eliminar polvo, barro y suciedad.

Por otro lado, se han hecho experimentos e incluso una famosa revista de ciclismo ha afirmado que puedes limpiar tu bici con hidrolimpiadora siempre y cuando sigas algunas precauciones, como usar siempre la presión baja y no acercar la boquilla a las partes móviles.

En conclusión, puedes usar tu hidrolavadora para limpiar tu bici si sabes cómo usarla y tomando en cuenta otras precauciones que te mencionaremos más adelante.

Limpiar bicicleta con hidrolavadora

4 beneficios de usar una hidrolimpiadora para lavar la bicicleta

  1. La limpieza es más sencilla y rápida, y con la potencia del agua es más eficiente quitando la suciedad acumulada.
  2. Aunque no lo creas, gastas menos agua usando una hidrolimpiadora, esto contribuye al ahorro de los recursos naturales y genera un ahorro económico.
  3. Estas máquinas tienen varios accesorios como cepillos y boquillas que son especiales para la limpieza de la bicicleta.
  4. Si tienes una de estas máquinas en casa, te aportará mayor comodidad y ahorro de tiempo.

Precauciones para limpiar tu bicicleta. ¡Lee esto!

Es distinto limpiar una bicicleta con la hidrolimpiadora a usar agua caliente, y es esta última la que resulta dañina para el vehículo.

Lo mismo sucede cuando se quieren emplear productos químicos de limpieza que no son los destinados a usar en bicicletas porque estos elementos químicos pueden dañar las partes móviles.

¿Tienes dudas sobre por qué el agua caliente es dañina? Porque su alta temperatura puede estropear los rodamientos de partes móviles del basculante, bujes o pedalier, si el caso es que tu bicicleta es de suspensión.

Por el contrario, con el chorro de agua a presión puedes limpiar todas las zonas como ruedas, radios, cuadro, eje de pedalier y más, aunque tomando en cuenta algunas precauciones:

  • Mantén la boquilla de la limpiadora a una distancia de al menos 30 cm.
  • Utiliza la presión baja.
  • Evita colocar el chorro directamente a zonas como los alrededores de la horquilla, bujes, dirección, eje de pedalier, cierre de la tija, manillar, entre otros.
  • En el puente de la horquilla o en el pedalier puedes jugar con la presión del chorro, ya que puedes alejarlo cuando te acerques a ellos.

5 pasos para limpiar tu bicicleta con una hidrolimpiadora a presión

1. Rocía la bicicleta con agua

Ubica tu bicicleta en un sitio donde no reciba directamente el sol y que no tenga suelo de tierra o piedras que puedan saltar y ensuciarla, luego, moja la bicicleta con la limpiadora manteniendo una distancia de 30 a 50 cm.

Puedes usar agua fría o templada con un poco de jabón de PH neutro u otro producto especial para limpiar bicicletas. Recuerda que de usar un producto no fabricado para bicicletas se puede desprender la pintura.

Empieza a rociarla desde la parte superior y con esto el barro o polvo adherido se irá ablandando y cayendo al suelo.

Ahora, vayamos por partes:

  • Cuando vayas a rociar la zona del cuadro puedes acercarte más para desprender las manchas más severas, aunque debes prestar atención en el caso de que tu bici tenga pegatinas en el cuadro o las ruedas, porque esta presión las puede despegar.
  • En la zona de las suspensiones o basculantes, aléjate bastante e incluso es preferible que hagas una limpieza más detallada después. Si acercas mucho el chorro puedes dañar las juntas o los rodamientos.
  • Para limpiar la transmisión, acciona los pedales hacia atrás y así será más sencillo que se retiren los elementos no deseados de la cadena o transmisión en general.

Es aconsejable que apliques desengrasante en la parte de la transmisión y dejarlo actuar durante unos 3 o 4 minutos, por lo que puedes aplicarlo de una vez mientras sigues limpiando la bici.

2. Limpia a mano tu bici

Te mencionamos algo de esto en el paso anterior, específicamente al limpiar las suspensiones o basculantes.

En vista de que son zonas más delicadas y la presión del chorro de agua les puede afectar, puedes retirar a mano otros elementos que todavía sigan adheridos como ramas o pequeñas piedras.

Incluso hay manchas que estarán firmemente adheridas en zonas donde el chorro no debe dirigirse directamente, así que puedes quitar usando un cepillo de cerdas suaves para que no raye la pintura.

Presta mucha atención en los discos de freno porque estos son porosos y si tienes las manos sucias mientras los tocas, estos van a ensuciar las pastillas. Lo mismo sucede cuando vayas a aplicar el desengrasante o lubricante en spray, porque los puedes salpicar sin querer.

3. Seca la bicicleta

Una de las razones por las que algunos prefieren no Limpiar bicicleta con hidrolimpiadora es por el uso de agua, prefiriendo usar un paño húmedo y secarla de inmediato.

Sin embargo, ya que el agua no es la mejor amiga de los metales, lo que debes hacer es secar muy bien toda la estructura de la bici con un trapo seco o papel.

Ya en este punto debe haber transcurrido el tiempo necesario para el desengrasante, así que usa un cepillo de cerdas pequeñas, plásticas y duras para eliminar el resto de suciedad.

Debes enfocarte en secar muy bien la transmisión porque es una zona muy delicada y que tiende a oxidarse (sobre todo la cadena).

Un consejo es que gires los pedales hacia atrás y vayas secando lo más que puedas la cadena con un paño de algodón.

En el caso de los piñones o los platos, introduce un paño entre ellos y gira los pedales en sentido contrario a la marcha.

4. Engrase de las partes móviles

Es momento de aplicar lubricante a la transmisión y algo de grasa a las partes móviles. Algunos usan una gota de aceite de teflón en cada una de las articulaciones de la bici.

Espera que el lubricante en la transmisión actúe por unos minutos y gira los pedales para que la cadena reciba lubricante en todas sus partes.

Sin embargo, es importante que después de haber transcurrido el tiempo quites el lubricante para que al salir a la calle no se termine quedando adherido más polvo o suciedad.

5. ¿Quieres brillo?

Aunque con los primeros 4 pasos puedes tener tu bicicleta limpia y lista para el siguiente viaje, puede que quieras tener un “acabado deluxe”. Esto lo logras repasando el cuadro con un paño mojado con gotas de aceite de teflón.

Con las precauciones y pasos que te hemos detallado hasta ahora podrás tener tu bicicleta como nueva, solo debes considerar los consejos que te mencionamos con respecto a la presión del chorro de agua y la cercanía a ciertas zonas de la bicicleta.

Otro detalle que debes tomar en cuenta es que a pesar de que Limpiar bicicleta con hidrolimpiadora deja tu bicicleta muy limpia y presentable, de vez en cuando será necesario que sueltes las piezas móviles y las limpies a fondo, dando su debido engrase y verificando que tengan un ajuste correcto.

Artículos con consejos para utilizar tu hidrolimpiadora

Deja un comentario